Pimientos asados

Publicado por: Yolanda  /  Categoría: conservas caseras, Hortalizas, pimientos

Los pimientos asados rojos son una delica que se puede envasar durante el verano para disfrutar todo el año.

Para embotar pimientos rojos necesitaremos varios dientes de ajo y aceite de oliva, siempre es mejor que sea virgen extra. Es mejor conservarlos en tarros de cristal, haciendo el vacío como hemos enseñado en este artículo. Es preciso hervir los botes y las tapas para esterilizarlos .

Los pimientos
Lo ideas para hacer conservas caseras de pimientos es asarlos en una parrilla a fuego lento, con leña de haya, si se puede elegir. Si no se dispone de un asador, el horno será igualmente útil.  Hay que asarlos hasta que estén con la piel casi negra. Entonces se retiran y se dejan reposar 10 minutos. Si los tapamos con un trapo, la piel “sudará” un poco y se pondrán más blandos y sabrosos. A continuación, separar la piel y las pepitas con mucho cuidado, pues es fácil que se rompan. Podemos conservarlos enteros o a tiras, según el uso que les vayamos a dar después.

La conserva

A la hora de introducirlos en los tarros de cristal, hay que empujarlos un poco para que no queden burbujas de aire entre los pimientos.  Cubriremos los pimientos con el jugo que han dejado en su cocción, añadiendo ajo y aceite de oliva virgen. Dejaremos un centímetro sin llenar. Calentaremos las tapas para que dilaten bien y podamos cerrar los botes haciendo el vacío. A continuación, los coceremos al baño maría durante 10 minutos. No prolongar demasiado la cocción porque los mimientos quedarían demasiado blandos.

Una vez pasado este tiempo, tendremos que sacar los botes y colocarlos boca abajo para que enfríen. Almacenar después en un lugar que no tenga luz ni demasiada humedad. Acordaros de etiquetarlos con la fecha de envasado.  No se recomienda su consumo pasado un año desde la fechade envase.